martes, 18 de octubre de 2016

Salvamos una mujer, salvamos una comunidad (I)


Interviniendo para reducir muertes maternas

Por: Marco Paulini Espinoza


La salud es un derecho humano fundamental que debe promoverse desde una perspectiva preventiva; además, la mortalidad materna constituye el indicador sanitario que con total fidelidad evidencia el grado de organización y accesibilidad de los servicios de salud.

Uno de los objetivos del sistema de salud es la mejora de sus servicios, logrando el mejor nivel de calidad (el sistema debe ser bueno), así como deben disminuir las diferencias entre las personas y los grupos (el sistema debe ser equitativo); entonces, hablamos de calidad de atención si el sistema responde de acuerdo a lo que las personas esperan de él, y es equitativo siempre que el sistema responda sin discriminación entre las personas.
Con base en la iniciativa tomada por la Dirección Subrregional de Salud Luciano Castillo Colonna en 2015 (primera medición del Plan de Mejoras del Desempeño), que demostró un nivel de calidad intermedio en los procesos de atención de salud, mediante la implementación de esta iniciativa se busca garantizar el derecho a la salud en términos de calidad.

La intervención dura tres meses y se concentra en los procesos de atención en Salud Sexual y Reproductiva (SSR) que se brindan en los establecimientos de salud.
En el aspecto global, la intervención se enfoca en mejorar la atención en salud mediante actividades dirigidas al fortalecimiento continuo de los procesos a través de la aplicación de técnicas y herramientas para la gestión de la calidad; con la participación multisectorial y el compromiso de la sociedad civil.

Puntualmente pretende garantizar la capacidad de respuesta del sector salud para la reducción de la mortalidad materna y perinatal, y asegurar la participación de la familia y la comunidad y otros actores de la sociedad civil en el sistema de salud para la reducción de la mortalidad materna y perinatal.

El enfoque metodológico que se da en esta propuesta está enmarcado en la investigación (medición) y acción participativa; en ese sentido el logro del objetivo será consecuencia del análisis de los resultados obtenidos.
El equipo que manejará la intervención (equipo de mejora) está compuesto por:
  • La persona que coordina la estrategia de SSR en la jurisdicción con mayor poder de decisión,
  • Las personas encargadas de cada establecimiento de salud dentro de la jurisdicción a intervenir,
  • Los responsables de la estrategia de SSR en cada establecimiento de salud dentro de la jurisdicción a intervenir, y
  • un responsable de intervención (que la monitorea a todo nivel).
LA idea está basada en experiencias exitosas llevadas a cabo durante los últimos 20 años en San Martín, Ucayali, Ayacucho, Madre de Dios, Loreto, Cusco,  Lima y Apurímac.

Post-producido por Sheyla Benavente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario